Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

La Belleza

“Sólo las personas superficiales no juzgan por las apariencias”

La ingeniosa paradoja de Oscar Wilde esconde una profunda verdad: las apariencias no agotarán el valor de las cosas, pero son un indicio relevante para emitir un juicio. La belleza de la superficie se vuelve una cáscara vacía sólo si el contenido traiciona las promesas. Por ello en Flamigni nos esforzamos todos los días para mantener altas las calidades del contenido y de la apariencia. Estamos convencidos de que una presentación cautivadora enriquece un excelente dulce y de que un excelente dulce merece una presentación cautivadora.

 

Un atelier de artista

En el diseño de las presentaciones de Flamigni, junto a la Familia Buli, trabaja Ermanno Venturelli, un artista que pone toda su creatividad de ceramista de la escuela de Faenza al servicio del arte del regalo.
Imágenes, motivos, combinaciones cromáticas surgen de su sensibilidad y de sus pinceles. Trabaja con el mismo espíritu con el que realizaría un servicio de mesa o una colección de moda.

El mundo por un regalo

La originalidad, la novedad, la frescura, la diferencia son los puntos cardinales que guían a los investigadores de Flamigni. En efecto, los materiales y objetos provienen de todo el mundo, gracias a la participación en las más interesantes ferias internacionales.

 

Las manos, insustituibles

En Flamigni la característica artesanal llega hasta el empaquetado: un equipo completo se ocupa de envolver a mano o de colocar manualmente los dulces en sus empaques, planificados hasta en sus más mínimos detalles. Un último toque de personalidad para un regalo especial.